Presentación del libro En desbocado símbolo, antología poética de Martha María Lamarche (1900-1954)

Una antología poética de Martha María Lamarche (1900-1954), quien “formó parte de un grupo de mujeres intelectuales que influyeron en la sensibilidad y la conciencia, ética y estética, de la sociedad dominicana de su época”, será presentado el jueves, 6 de marzo, en Casa de Teatro, a las siete de la noche.

 

El libro ofrece un estudio preliminar titulado “Los símbolos y claves de Martha María Lamarche” escrito por Ángela Hernández, reconocida literata que también efectuó la selección de los poemas publicados en Cauce Hondo (1935) y Retozos de luz (1950) y en los poemarios inéditos Vino de Engandi y En desbocado símbolo, título dado a esta antología. “La incursión por los papeles inéditos y los libros publicados por Martha María – escribe Ángela Hernández en su ensayo – nos sirven para constatar cuánto hay por descubrir y releer y comprender en las escritoras dominicanas de la primera mitad del siglo pasado. Es preciso seguir profundizando en sus vidas y en sus obras, pues en las mismas también se encuentra parte de la historia de su tiempo y parte nada desdeñable de la historia de todas las mujeres; de sus motivos, encrucijadas y elaboraciones”.

 

La obra contiene datos biográficos, fotografías familiares y una relación de los documentos y manuscritos dejados por la poeta. La edición del libro corresponde a Sebastián Robiou Lamarche, quien con esta publicación desea “contribuir al estudio de la literatura femenina dominicana y, a la vez, revivir la memoria de la tía que apenas conocimos pero que hoy, a los sesenta años de su partida, homenajeamos con la difusión de sus poemas.”

 

Los poemas de Martha María han sido incluidos en libros de historia literaria y en diversas antologías locales e internacionales. En el exterior publicó, entre otros medios, en Repertorio Americano (1929), un reputado semanario de cultura hispánica editado en Costa Rica, donde también publicarían Juan Bosch, Andrés Avelino, Fabio Fiallo, Pedro Henríquez Ureña, Américo Lugo, Manuel del Cabral. Más recientemente, un poema suyo fue incluido en Antología de poesía infantil iberoamericana (1999), editado por la Biblioteca Nacional de Perú, y otro fue seleccionado para el tomo Místicasde la Trilogía poética de las mujeres en Hispanoamérica (2004), co-edición de la Universidad Nacional Autónoma de México, abarcadora obra que busca eliminar “la injusticia, represión y marginación que han sufrido por siglos mujeres de un gran bagaje cultural y poético” en el continente.

 

Su obra ha recibido elogios a través del tiempo. El intelectual y crítico literario Julio Jaime Julia escribió: “Martha reafirmó sus íntimas cualidades de poetisa y las justas dimensiones de su naturaleza lírica, despierta y ágil, de graciosa flexibilidad, de temario elástico, perennemente equilibrada, dotada de un claro sentido del buen gusto, autoexigente, de una sensibilidad educada, de una disciplina ordenadora, densa en la idea y rigurosa en la economía de las formas y en la arquitectura de las líneas del estilo”.

 

Martha María Lamarche logró sobreponerse a las vicisitudes que de joven le tocó vivir, a los prejuicios sociales existentes contra la mujer y a la condición política predominante en aquellos años. Además de cultivar la poesía, se graduó de licenciada en Filosofía de la Universidad de Santo Domingo (1949) y fue una activa líder cultural. En 1940 fundó y dirigió la Sociedad Cultural Católica Ábside, agrupación que por años tuvo gran repercusión social al organizar exposiciones de arte, veladas musicales y literarias, recolectas de fondos para los ancianos desamparados, y al establecer una nutrida biblioteca y producir un programa radial dominical.

La gran aventura de la bachata urbana


La ciencia política sobre América Latina